1

Miguel Angel Wellness Club pone en marcha su nueva piscina de agua salada, una instalación cuyos beneficios para la salud respecto a las convencionales de cloro están más que demostrados.

 

En cuantas ocasiones, habrás notado ese olor tan característico que deja el cloro de las piscinas en el ambiente, por no hablar de la irritación que produce en nuestro cuerpo y, sobre todo, en nuestros ojos. A su favor, las piscinas de agua salada emplean cloradores salinos, es decir, aprovechan la sal para generar cloro. Técnicamente los cloradores salinos son dispositivos que se integran en el sistema de filtrado y aprovechan el agua salada para generar cloro gaseoso mediante electrólisis, el cual se disuelve de inmediato en el agua y la desinfecta. Además favorece la preservación del medio ambiente ya que el proceso genera un ciclo totalmente ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

Las virtudes más elogiadas de la piscina de agua salada son las que inciden positivamente en la salud de sus usuarios, nuestro cuerpo experimenta beneficios cuando tomamos el baño en una piscina con el agua tratada con sal.

Menos irritación y enrojecimiento de los ojos.
Menor sequedad de la piel.
Evita la formación de arrugas.
Revitalizan los tejidos.
Favorece la eliminación de las toxinas de nuestra piel.
Mitiga el dolor reumático y muscular,
Mejora la circulación sanguínea.
Mejora nuestra capacidad respiratoria.

Las sensaciones en la piscina de agua salada son muy diferentes, el agua parece ser más suave, flotamos con mayor facilidad y nuestros movimientos se hacen más gráciles; Sin productos agresivos, solo sal en la piscina, evitamos el contacto con productos químicos, favoreciendo exclusivamente las sensaciones de bienestar en el agua a través de las distintas terapias, tratamientos relax o  la práctica de la natación.

Blog

CÓMO FIDELIZAR CLIENTES EN UN HOTEL

CÓMO FIDELIZAR CLIENTES EN UN HOTEL

Leer más
UN SAN VALENTÍN DE ALTURA EN MADRID

UN SAN VALENTÍN DE ALTURA EN MADRID

Leer más