El agua ha sido desde siempre el elemento vital para el desarrollo del ser humano y en la actualidad el objetivo de muchos centros deportivos es lograr un serio y auténtico Water Workout, un sistema que lleva el entrenamiento en agua a otro nivel.

El Water Workout traslada toda la actividad del gimnasio, con el trabajo de musculación y en general del Fitness, al agua. Son destacadas la resistencia y la flotabilidad que el medio acuático proporciona y las ventajas que la ingravidez tiene especialmente en el estrés articular.

Este sistema se basa en la prescripción profesional del ejercicio de acuerdo a las características y necesidades de cada individuo. Se realiza un programa personalizado de entrenamiento en el que todos los factores que intervienen en él deben de estar ligados: la nutrición, el acompañamiento médico, la tecnología, y por supuesto, un ambiente y una actividad que produzcan placer.

A su vez, en cada una de las sesiones, de acuerdo a las características y los objetivos marcados, se utiliza material específico. Se busca sacar, en cada una de las combinaciones y movimientos, la mayor ventaja posible en pro de los objetivos planteados, tanto generales como específicos, proporcionando resultados que serán visibles a corto plazo.

Antecedentes históricos

Ya en la antigüedad, culturas como la Egipcia, la Romana con sus Balmes o therma (baños privados y públicos), o los Sentó en Japón, recrean todo un espacio donde el elemento fundamental es el agua. Por tanto, cualquier acción que se realice en ella lleva como componente principal, consciente o inconscientemente, la interacción o las bondades que el agua proporciona.

Es así como se van asociando en estos espacios actividades relacionadas con la salud, la limpieza tanto física como espiritual, la recreación o la política. El estudio constante de las múltiples posibilidades y beneficios que el agua brinda ha permitido que diferentes culturas y civilizaciones adopten este elemento como objeto prioritario, pasando de ser un elemento netamente vital, a ser un elemento de uso.

En concreto, el área de la salud es una de las que mayor interés ha puesto, sobre todo, analizándola como medio para la mejora de la calidad de vida, incluyéndola principalmente en los diferentes programas de nutrición, rehabilitación y habilitación física.

Este conocimiento se traspasa a áreas de la actividad física: la natación, de la cual hay referencias que datan del año 200 a.C,, y el entrenamiento deportivo. En este último se utiliza el agua como medio directo en el rendimiento y acondicionamiento de las diferentes capacidades condicionales (resistencia, fuerza, flexibilidad y velocidad) y coordinativas (generales, especiales, complejas, y movilidad).

En un principio, se utiliza el medio acuático como forma de programas de acondicionamiento físico o mantenimiento y luego como sesión de descanso en la planificación de los programas de musculación o entrenamiento específico.

A día de hoy, los centros deportivos buscan diferenciarse de la competencia ofreciendo a sus clientes opciones exclusivas y personalizadas. Una de ellas es disponer de un serio y auténtico Water Workout y con ella conseguir que el entrenamiento en agua se valore tanto como un entrenamiento fuera de ella. El reto es importante porque todavía muy poca gente concibe un ejercicio como el que se hace en el gimnasio tradicional dentro del agua.

Para conocer todas las opciones de entrenamiento que dispone el Miguel Angel Wellness Club pincha en el siguiente enlace: www.hotelmiguelangel.com/wellness/